Descifrando emprendedores

Behind the mic...

Sergio N.

Sergio Navacerrada

Anfitrión

Al frente del programa

Career

El trabajo en la gran empresa

Pasé trece años trabajando para una gran corporación, en la que empecé desplegando un sistema comercial enorme para una compañía eléctrica de las grandes del país. Desde entonces ocupé distintas posiciones, desde desarrollador hasta responsable de calidad de toda la fábrica de software en la que más de cuatrocientas personas desarrollaban y mantenían el sistema.

Entorno de tecnología de alta fiabilidad aunque no necesariamente la más innovadora. Mainframes de IBM, bases de datos de Oracle y DB2 y lenguajes como COBOL. La parte procedimental sí disfrutaba de los últimos avances en métodos y técnicas (era un proyecto bajo CMMI). Entre los logros, reducir el número de defectos en producción desde doce mil a diez mil, invirtiendo una peligrosa tendencia. Para poner en contexto la cantidad de defectos, piensa que se trataba de un proyecto con seiscientas mil horas de trabajos al año. Quizás, lo que me llevé, además de la parte humana, fueron conocimientos profundos de Excel, Powerpoint, tratamiento de datos, QA y gestión de proyectos.

Un proyecto en paralelo de altos vuelos

Comencé a volar como piloto privado en aviación de recreo, aunque la cosa fue adquiriendo un cariz más serio e inicié la compra-venta de aeronaves ligeras. Adquirí cinco aviones en cinco países diferentes. Todos ellos los mejoré desde un punto de vista estético y técnico, los volé y los vendí. De la experiencia adquirida, no solo saqué el tener que tratar con cinco administraciones de cinco países diferentes, también un buen puñado de amigos y horas de vuelo. Las horas de vuelo me permitieron acceder a la fase de instrucción de piloto comercial, por lo que obtuve la licencia y la habilitación por instrumentos. Volar acrobacias sigue siendo la parte más emocionante de la historia.

Tiempo de start-up

Cuando consideré que ya poco o nada estaba aprendiendo en la compañía, dejé el trabajo a pesar de que el panorama laboral del momento era bastante gris. Me invitaron a unirme a una start-up nacida en Gibraltar, en la cual crecimos de dos personas a un equipo de siete, adquiriendo también un 20% en participaciones.

Me mudé a Estados Unidos y mantuve el trabajo de CTO de la start-up de Gibraltar hasta que llegó el momento de la inmersión completa en el área de la bahía de San Francisco / Silicon Valley. Me uní a otra start-up de la zona como co-founder técnico y pronto me convertí en el CTO. Desarrollé completamente la aplicación Android y el 90% del back-end en python. También tuve la suerte de ir con la start-up a un proceso de aceleración en una reputada aceleradora en San Francisco. Los tres años en EEUU han sido una experiencia inigualable que he disfrutado a fondo, adquiriendo conocimientos técnicos (Android, python, integración de datos Ticketfly, Eventbrite, Yelp, Facebook, Ticketea,...) y no tan técnicos, como la de equipos de trabajo diversos, heterogéneos, captación de fondos, hipercrecimiento, inversión, marketing online... Sin duda el tipo de conocimiento que ni el mejor MBA puede darte.

Regresando a la sociedad

Me preocupa el medioambiente. Mi mejor contribución fue la creación de una web en español para publicar noticias relacionadas con la materia y que difícilmente se pueden leer en habla hispana. Queremos llegar a la juventud y las redes sociales son una gran herramienta para ello. A día de hoy hemos publicado más de cuatrocientos cincuenta artículos y nos siguen más de trece mil personas en Facebook. No nos olvidamos de innovaciones y de pequeñas startup que luchan día a día por paliar problemas ambientales con mínimos recursos.

Hoy por hoy

Continúo trabajando remotamente para una start-up de San Francisco, escribiendo para planeta-vivo.com y asumiendo trabajos de consultoría y desarrollo en España.

Quiero convertirme en una persona de valor y servir a la comunidad. Por ello he comenzado este podcast, confiando en que puedan inspirarse emprendedores y no emprendedores de habla hispana que oirán los ritos y costumbres de personas de éxito. Analizarlas y extraer patrones de conducta inevitablemente aportará un valor intangible a la audiencia. Y por qué negarlo, yo estoy entusiasmado con la idea de pasar un rato con este tipo de personas. Recuerda, éxito no es solo dinero, no esperes únicamente millonarios en las entrevistas. Y no te olvides de escuchar algunos de nuestros episodios en inglés, al fin y al cabo, es el idioma internacional para los negocios y el de muchos emprendedores de éxito

No te pierdas más episodios

Suscríbete y te informaremos cada vez que un nuevo programa vea la luz